INFO SALUD

   

¿Qué es?

Llamamos contaminación cruzada a la contaminación de los alimentos que se produce por el traslado de bacterias patógenas de un alimento a otro.
Se debe cuidar el contacto directo o indirecto entre los alimentos crudos o sucios y los cocidos o listos para consumir.
La contaminación cruzada puede ser directa, cuando un alimento contaminado entra en contacto con uno que no lo está; o indirecta, cuando un alimento limpio tiene contacto
con una superficie contaminada previamente por otro alimento, como pueden ser las manos, cubiertos, utensillos, mesadas, equipos, tablas para cortar, etc.

¿Cómo podemos prevenirla?

¡ANTES QUE NADA!

El lavado de manos debe realizarse con abundante agua y jabón antes de:

  • Tocar alimentos, vajilla, cubiertos;
  • Preparar alguna comida;
  • Después de tocar alimentos crudos;
  • Después de ir al baño o cambiar pañales;
  • Antes de comenzar a comer o dar de comer.

 

Es importante el uso y consumo de agua potable. Si no tiene agua segura, hiérvala durante 1 minuto o agréguele 2 gotas de lavandina por cada litro de agua.
Todas las frutas y verduras que se consuman crudas, deben lavarse con agua potable y ser sanitizadas con una solución de 3 gotas de lavandina por litro de agua, en remojo durante 10 minutos; luego, escurrir y secar. Aquellas frutas y verduras que vayan a ser sometidas a cocción deben lavarse con agua potable antes de usarlas.

Al preparar los alimentos

Evitar siempre el contacto de las carnes o verduras crudas con otros alimentos. Si se deben cortar alimentos crudos, utilizar otra tabla y otro cuchillo que los que se usarán para los alimentos cocidos o limpios.
En el caso que se deban utilizar los mismos utensillos, lavar minuciosamente con detergente y agua caliente y enjuagar con agua muy caliente. Preferir siempre tablas de plástico por sobre las de madera, la porosidad  de esta última dificulta su limpieza.

Cocinar muy bien las carnes rojas, hasta que no liberen jugo y pierdan el color rosado de su interior. Las carnes como pollo y pescado, cocinarlas hasta que estén bien blancas en su interior.

Después de la preparación y cocción

La comida una vez cocida debe mantenerse bien caliente hasta que todos coman.
Las preparaciones frías deben mantenerse refrigeradas, en heladera, hasta el momento del consumo.
Si guarda la comida para otro momento, guardarla en heladera, en recipientes cerrados y en el momento de consumirla, calentarla en forma pareja hasta que llegue a una temperatura alta.
Un alimento que se encuentre total o parcialmente descongelado, no podrá recongelarse.